¿Qué tela elegir para nuestro sofá o sillón?

Hace poco os explicamos como elegir la tela de un sofá, el color, patrones, texturas, etc., hoy os explicaremos un poco los diferentes tejidos que podemos encontrar en el mercado.

Es una de las tareas más difíciles, elegir la tela para tu sofá o sillón, sobre todo cuando no conocemos las telas o no sabemos cuál de ellas se adapta y es la más apropiada según nuestras necesidades. Vamos a explicarte y a ayudarte un poco para que conozcas el mundo de las telas y hacerte más fácil tu elección.

Como elegir la tela para mi sofá o sillón

Hemos de tener muy en cuenta, el uso y quien lo utilizará, algunos casos: si hay niños en casa, si hay mascotas, si algún miembro de la familia es alérgico al poliéster, el clima, etc. todo ello es muy importante para saber que tela escoger.

Actualmente, hay una gran variedad de tejidos en el mercado para tapizar. Os vamos a explicar cada uno de los diferentes tipos de tejidos que podemos elegir para nuestro sofá.

El Algodón, rey de las telas

El algodón, es una fibra natural de notable resistencia al rasgado, es flexible, fresco y confortableno acumula electricidad estática y ¡cómo no!, es todo lo que lo diferencia del resto de tejidos. Es de las telas más demandadas del mercado. Algo a tener muy en cuenta cuando nos decidimos por el algodón, es que tiene que ir Sanforizado, se trata de un proceso de prelavado al que se somete el tejido, este proceso evita que el tejido se encoja cuando lo lavamos. Este tejido el único inconveniente que presenta (de menor importancia,) que tiende a arrugarse, pero, en definitiva, eso le aporta un toque de naturalidad y confortabilidad.

Microfibras, un terreno

Es uno de los tejidos más solicitado, es un material sintético, compacto y muy resistente, tiene un buen soporte y el resultado estético, resulta bastante atractivo, no se arruga y es más resistente a las manchas y a los líquidos que el resto de tejidos, hay gran variedad de texturas y algunas de ellas imitan el grabado de la piel natural o envejecida y una gran mayoría lleva un tratamiento anti manchas.

La Loneta, fuerte y resistente

La loneta, es un tipo de tejido muy utilizado en tapicería y sobre todo en sofás cama, ya que es muy resistente y duradera, aguanta el desgaste y no se arruga, la relación calidad precio es excelente.

La Chenilla, suave y agradable

Tejido de una mezcla de Poliéster, Acrílicos y Algodón, es una tela muy adaptable, agradable al tacto y destaca por la suavidad que proporciona a la sentada, no se arruga, aporta calidez y por su excelente relación calidad precio, es una de las telas más populares y demandadas por los clientes.

El Terciopelo, glamour y elegancia

Además de suave y agradable, el terciopelo, es un regalo para la vista, es el tejido ideal para los que buscan un toque sofisticado y elegante para su sofá o sillón, llega de nuevo pisando fuerte y está creando tendencia, tiene una textura que transmite calidez y hoy en día se puede elegir entre una gama amplia de colores que facilitan la decoración del hogar.

La Polipiel o Piel Sintética

Este tipo de tejido es sintético 100% y aunque su finalidad es imitar a la piel, no tiene nada que ver con ella, se suele utilizar bastante porque es más barata y aunque al principio ofrece una apariencia bastante buena, es muy poco práctica, ya que se deteriora con facilidad y es muy calurosa.

La Piel, Comodidad y Durabilidad

Es uno de los materiales más caros para tapizar sofás o sillones, que antes se asociaba a una decoración más clásica, pero que hoy en día puede convivir perfectamente con la más moderna o vanguardista, un sofá blanco de piel colocado en cualquier salón, le aportará un toque muy elegante y personal y uno en piel envejecida, un plus de nobleza y elegancia y mantenidos en buenas condiciones, pueden tener mayor duración que uno de tela.

ELEGIR SOFÁS Y SILLONES PARA EL DORMITORIO

No a todo el mundo le atrae colocar un sillón o sofá en el dormitorio, pero hay a quien le gusta sentarse y relajarse en el dormitorio es como un upgrade inmediato puesto que es una zona de descanso y relax No importa que te sobre el espacio o que cuentes tan solo con un rinconcito, queremos darte inspiración para elegir sofás y sillones para el dormitorio y crear paso a paso tu propio espacio.

Loft como estilo de vida

Loft como estilo de vida es un concepto moderno y cada vez más usado, ya tiene bastantes años.  Ya por los años 50, más en concreto en Nueva York, inventaron lo que hoy se conoce por loft. El motivo no era otro que por los precios elevados que tenía vivir en la ciudad adaptaron a las afueras industrias y bodegas donde estudiantes y artistas podían vivir bajo una renta baja en comparación con lo que había en la ciudad.

Ilumina tu salón

La luz no tiene secretos. Basta con tener claros unos conceptos básicos para poder disfrutar de una iluminación adecuada a tus necesidades

Lo primero que debes mirar, es; “Si lo usas sobre todo para ver la tele, debes elegir una iluminación indirecta y muy suave, porque si hay mucha contaminación lumínica no verás bien el monitor. “Lo importante no es la cantidad de luz natural que recibe el salón, sino cuándo deja de recibirla”. Es entonces cuando entra en juego la iluminación artificial.

¿Domótica? “Porque ofrece confort y un potentísimo ahorro energético”, “Con un simple botón puedes escoger la escena lumínica ideal para cada momento, creando sensaciones, placer visual y asegurando en todo momento el confort lumínico”. Ahorro gracias a la domótica, puedes regular la potencia de las fuentes de luz. Es decir, puedes ‘transformar’ una bombilla de 100 w en una de 40. Con ello consumes un 60% menos y, además, alargas su vida útil. Con un regulador controlas la intensidad, pero la potencia es la misma, por lo que el consumo será también el mismo. Con la domótica, al controlar la potencia, reduces drásticamente el consumo y la factura final de la luz.

Dale luz a la zona de sofá

La luz debe ser indirecta, regulable, cálida y suave (de unos 20 W). Si iluminas desde el techo lo ideal es que instales leds en el perímetro del salón, para que la luz se reparta por toda la estancia. También puedes utilizar lámparas de apoyo. Para cuando no necesites la luz general de techo, coloca lámparas de sobremesa en las mesas auxiliares junto al sofá (o una de pie si no tienes mesa). Además de iluminar, decorarás.

Para el comedor

Instala una lámpara de techo que ilumine toda la superficie de la mesa. Si es una mesa larga, necesitarás dos (o más). Elígela de unos 3.000 K para que no influya en el color de la comida. Lo ideal es que la lámpara cuelgue a unos 70-75 cm de la mesa.

En el rincón de lectura

Librería. Puedes optar por focos de intensidad baja (20 W) –uno por cada cuerpo de librería– o por una tira de leds que bañe cada balda.
Para leer. Lo ideal es una lámpara de pie, con leds o bajo consumo de unos 40-50 W. Evita los halógenos porque desprenden calor frontalmente y resultan molestos en distancias cortas. Elige una luz cálida, la fría refleja más y es incómoda para leer.

Controla la luz

Aunque tu salón sea pequeño, “son muy prácticos los interruptores conmutados, ya que permiten controlar las luces desde dos o más puntos de la estancia”.

Consejos útiles para una buena iluminación.

Luz general con varias luces. “Evita iluminar siempre con la misma fuente de luz: ni todo led ni todo halógeno. Es importante crear sensaciones y con una sola fuente de luz la iluminación sería plana y pobre”.

Luz ambiental cálida y regulable. “Combina diferentes lámparas (junto al sofá, sobre una cómoda…) con las que crear escenas diferentes, y que se puedan regular. Un consejo: elige fuentes de luz cálidas (de unos 2.700 K)”.
Destaca con luz puntual. “¿Quieres destacar un cuadro? Puedes hacerlo con apliques o con focos en el techo”. Otros elementos que puedes destacar son esculturas, la librería o algún mueble especial.

El emblemático sofá de estilo clásico inglés

Los sofás Chesterfield o chéster (abreviatura utilizada en español), son un símbolo indiscutible y emblemático del Estilo Clásico Inglés.
Tradicionalmente en piel, pero también en sus versiones en tela, este icono inconfundible de la tapicería de calidad siempre está de moda.
Historia Chesterfield. Su origen histórico documentado, data de principios del S XIX cuando se emplearon para ambientar los exclusivos y elitistas clubes sociales londinenses, donde sólo se permitía la entrada a socios del género masculino.? En las décadas siguientes pasó a los salones de las casas británicas de la alta sociedad y posteriormente se popularizó hasta convertirse en un icono de la decoración británica y el sofá clásico inglés por excelencia.

¿SOFÁ CON SILLÓN, O MEJOR UNA CHAISE LONGUE?

A muchos se nos plantea esta duda a la hora de renovar el sofás, nos aparece la duda, ¡ya que cambiamos de sofá!, si comprar chaiselongue o rinconera u optar por muebles separados como sofá y sillón o sillones.

Es cierto que los modelos de sofás con chaise longue están muy de moda, su estética es muy agradable y tiene muy buena aceptación por su amplitud,  pero quizá no siempre sea la solución más práctica. Es cierto que la plaza que dispone chaise longue puede resultar muy cómoda para el disfrute de una sola persona pero si ya somos más de tres en casa, esa parte del chaise longue  que hace esquina, ha de ser ocupada por dos y surgen momentos de incomodidad.

Los mejores colores para decorar tus paredes en el 2018

La nueva temporada está llena de propuestas en materia de color y, por eso, te vamos a  avanzar ideas para decorar paredes que,  en  2018 serán tendencia. ¡Elige el tuyo!

Con el tiempo la decoración y el diseño de interiores terminan por aburrir. Ya sea por simple o por la necesidad de experimentar en línea con las modas que marcan los mercados, darle color a tus paredes es un buen sistema para dar un aire renovado a tu hogar. El proceso de aplicar unos tonos u otros te harán pasar un rato entretenido, además que harán que vuelvas a enamorarte de tus habitaciones.