Tag

fundas sofás

Arcón sofá

Sofá con arcón en la chaiselongue

Los sofás con chaiselongue nos aportan muchas ventajas: Una de ellas es el confort, ya que podemos disfrutar de un completo descanso, sin molestar a las otras personas que quieran sentarse en el sofá. Estéticamente son elegantes y espaciosos y si incorporan un arcón en la chaiselongue, conseguiremos un espacio de almacenamiento extra.

Si no te planteas la opción de la chaiselongue porque te quitará mucho espacio, tienes que tener en cuenta que si la chaiselongue tiene arcón, te ofrecerá mucho espacio. Un arcón en la chaiselongue tiene la capacidad de un armario pequeño, en el que puedes guardar las mantas y cojines o los juguetes de los peques para que siempre esté todo recogido.

cuzco

Modelo Cuzco OKSofás

Detalle 2 gio

Modelo Bio OKSofás


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
 
 
 
 
 
 

Una chaiselongue es muy práctica, te evitarás tener dos sofás o uno esquinero y además conseguirás ganar espacio extra. Hoy en día, los pisos suelen ser pequeños y uno de los principales inconvenientes es la falta de espacio y almacenamiento. Las chaiselongue con arcón son fáciles de levantar, para que cómodamente puedas acceder a lo que hay almacenado en ellas. Además, al ser horizontal, es rápido y fácil ubicar las cosas que hemos guardado para encontrarlas en un solo vistazo.

¡Ahora ya puedes escoger la chaiselongue que más se identifique con tu estilo y el de tu salón y puedes empezar a beneficiarte de sus ventajas de comodidad y practicidad!

¿Cómo disimular quemaduras, manchas o enganchones?

Sólo hace falta inspiración y un poco de maña para solucionar estos pequeños “accidentes” y conseguir que nuestro sofá o sillón vuelva a estar nuevo.

Si compramos un sofá con tejido antimanchas, nos ahorraremos unos cuantos disgustos, ya que cuanto algo manche nuestro sofá, simplemente tendremos que pasar un trapo húmedo y quedará limpio otra vez.

Si vuestro sofá no tiene este tipo de tejido, todo dependerá del tamaño de la quemadura, mancha o enganchón. Si es muy grande, podemos sustituir la pieza manchada o hacerle una nueva funda al asiento. Podemos usar el mismo tejido original si tenemos un trozo o bien mandándolo a la tienda dónde lo compramos. En el caso que no consigamos el mismo tejido, podemos usar otra tela distinta que contraste con la original, ya sea de otro color liso o con algún estampado, cómo estos dos ejemplos.

1-sillon-orejero-tapizado-british sillon-tapizado

 

 

 

 

 

 

 

 

Si la mancha, enganchón o quemadura es pequeña, podemos simplemente añadir una aplicación de tela. Puedes hacerlo tu mismo y así darle un toque único y personal a tu sofá o sillón. Sólo necesitas entretela e imaginación. Si no quieres que se note, puedes añadir la misma aplicación en otros elementos del salón para que no parezca que es un arreglo, cómo en cojines o en el mantel.

Cojin_semillas_cereza feb2011-coussinapplique

 

 

 

 

 

 

 

 

Esperamos haberos ayudado con los pequeños “accidentes” que sufran vuestros tapices. ¡Ahora ya sabéis cómo estrenar un nuevo sofá o sillón con un poco de maña e imaginación!

Un toque nórdico para el salón

Si eres de los que les gusta disfrutar del sofá los fines de semana viendo una película o con los amigos, necesitas un gran sofá cómodo y amplio para todos.

Un sofá gris queda bien en todos los espacios y con todos los estilos. Puedes combinarlo con distintos tejidos y colores para darle tu toque personal y combinarlo con la resta de mobiliario de tu salón. Puedes añadirle cojines de cualquier color vivo para darle color al salón. Añadiendo colores azules y verdes, darás un toque fresco al salón. Si por el contrario, añades tonos rojos, rosas y naranjas le darás al salón un toque más otoñal y cálido.

22

Un modelo de 3 plazas con chaiselong te aportará espacio y es perfecto para descansar y relajarse.

Cómo mantener tu sofá como nuevo

Si una de tus preocupaciones es hacer que tu sofá perdure como nuevo el máximo tiempo posible aquí os mostramos algunos consejos para conseguirlo

Puedes usar un cubre sofá como este:

cubresofa

Ideal para cuando tenéis niños en casa el cubre sofá hace que el sofá se quede intacto con el paso del tiempo.

También es perfecto para comer o cenar en el sofá ya que queda totalmente cubierto y de ese modo no se mancha la tapicería y este tipo de telas son fáciles de limpiar e incluso lavar en la lavadora.

Otra opción son las fundas de sofá.

Actualmente es muy común el hecho de que cuando nos dirigimos a comprar un sofá nos ofrezcan sofás desenfundables (fundas lavables fácilmente en la lavadora de casa) y/o fundas de recambio o similares.

Con las fundas de recambio lo que se consigue es tener siempre un sofá a la última porque de este modo si te cansas del color de tu sofá puedes cambiarlo sin problema.

Os dejamos a continuación un muestrario de telas que se llevan mucho esta temporada con las que optar a tener unas segundas fundas para la próxima temporada

tela bisonte

 

 

 

Fundas de sofá, ¿qué revestimiento necesitas?

20130613_165700

Al tapizar cualquier tipo de sofá, una de las mejores opciones para proteger su tejido, evitar que se dañe y aumentar su durabilidad es el uso de fundas.

Además de conseguir cubrir los asientos, los respaldos y los reposabrazos, en la actualidad este tipo de coberturas son ideales para mejorar el aspecto estético de los sofás viejos y anticuados, dando un toque de modernidad a la habitación y adaptándose continuamente a las nuevas tendencias estéticas.

No obstante, en función del tipo de sofá que se tenga, es recomendable escoger una u otra clase de fundas, que variarán tanto en cuestiones de elasticidad como de comodidad. Conoce desde el blog de OKSofás cómo puedes cubrir tu lugar de reposo diario para que éste esté en perfectas condiciones a cualquier hora del día.

Las fundas elásticas, una protección rápida y eficaz

Cubren la totalidad del sofá, aportan una gran durabilidad y quedan perfectamente ajustadas a la estructura del asiento, sobre todo si éste incorpora cojines desmontables. La propia funda está conformada por una piel elástica interna, que permite introducir la pieza del sofá y acoplarse a la perfección a su forma y dimensión.

A diferencia de las fundas elásticas, que aportan una flexibilidad horizontal, las multielásticas también mejoran su adaptabilidad vertical, por lo que resultan muy recomendables para los sofás de piel o con asientos fijos que no son desmontables ni pueden retirar sus piezas. Este tipo de fundas también son ideales para aquellos asientos con reposabrazos muy voluminosos.

Fundas independientes para tu chaise longue

Si tu sofá cuenta con varias piezas pero quieres seguir garantizando su máxima protección la mejor opción para cubrir el chaise longue es el uso de fundas independientes, que revestirán por separado los brazos, la parte central del asiento y el respaldo. Además, en la actualidad existen fundas adaptables a casi cualquier tipo de sofá, como por ejemplo los sistemas dúo, que permiten tapar por separado la estructura y los cojines, o los salvasofás, muy adecuados para los asientos de líneas rectas o irregulares.

Fundas lavables, una para cada estación

En la actualidad, cambiar la decoración de tu salón cada vez que te apetezca es más fácil que nunca. Y es que gracias a sus propiedades, la mayor parte de fundas para sofá pueden lavarse tantas veces como se necesite. De hecho, uno de los objetivos principales de este tipo de telas de cobertura es precisamente el de evitar que el tejido original de tu sofá se manche, por lo que además de garantizar una decoración diferente para cada tipo de estación mantiene intacta la naturalidad del tapizado o de la piel.