Tag

color

Combinación de colores

Combinación de colores

Combinación de colores

Hay muchos factores en los que no pensamos y no tenemos en cuenta que muchas veces influyen en los colores de una casa o un piso. Muchas veces no tenemos en cuenta la ubicación de la vivienda, tipo de arquitectura, etc…

Si tenemos en cuenta algunos aspectos que te explicamos a continuación, seguro que los resultados te podrían sorprender.

Ubicación y clima

Comenzamos con algo tan obvio como el lugar donde se ubica tu casa. Un clima frío, donde predomina la lluvia, podría compensarse con ambientes claros y texturas cálidas. Si además vives en la ciudad, busca alegrar el interior con algo de color.

Tipología y estilo arquitectónico

El código de colores puede ayudarte a romper tópicos o a revalorizar rasgos que impriman personalidad al espacio, como es el caso de las viviendas de estilo decimonónico. Los detalles decorativos que suelen tener pueden servir para enriquecer la propuesta. Las boiseries, los rodapiés altos o las cornisas…, si se pinta de blanco paredes y techo, el volumen se expande y das más protagonismo al suelo.

La estructura también es una fuente de inspiración. Usa un forjado de bovedillas o de viguetas, pilares de madera o acero para crear contrastes. También puedes rebajar su presencia integrándolos en el color de las paredes.

Analizadas todas las variables, ya puedes elegir tu código de colores. Para empezar, la pared es la que se llevará la tonalidad dominante, que convendrá que enlace todos los elementos que entran en la composición. Le sigue, en una proporción menor, el color que puedas emplear en zócalos, molduras y carpinterías, que puede ser de contraste o, por el contrario, análogo y más neutral.

Aunque ojo, nunca hay que perder la armonía de conjunto y el equilibrio de las partes. Por eso, también conviene imaginar los colores en combinación con los techos, suelos, mobiliario, iluminación y accesorios.

Para tener una atmósfera acogedora se necesitan colores de gamas calientes, como el ocre, amarillo, naranja, cobre o terracota. Son ideales para incorporar en ambientes amplios, ya que aportan fuerza y evitan la dispersión. En los ambientes pequeños, en cambio es mejor elegir las gamas más claras de este grupo.

Luz natural

La luz natural tiene la propiedad de avivar los colores y de matizar, o incluso variar, las tonalidades según incida directa o indirectamente sobre las superficies; lo que además puede dar distintas escenas a lo largo del día.

Si tienes poca luz natural, el blanco es una buena opción, pero nuevamente deberás analizar la elección en conjunto, teniendo en cuenta también el tipo de muebles y las características arquitectónicas del ambiente.

Nunca blanco puro.

La fórmula blanca a secas puede incluso empobrecer el espacio. Por eso, es conveniente matizarlo, por ejemplo, con una paleta de blancos naturales, con la que conseguirás que el color sea un poco más elaborado. También lo puedes hacer con pasteles lavados. Por eso son tan importantes los análogos, porque sin salir de la gama, subimos o bajamos la intensidad lumínica mediante matices.

Superficie y volumen

Encontrar tu esquema de colores supone trabajar ante todo con una idea de conjunto, en la que tienes que ver cómo repercute la paleta elegida en las proporciones del ambiente.

En un espacio pequeño, por ejemplo, no son recomendables los contrastes entre colores, porque crean sensación de agobio espacial, ni tampoco las pinturas decorativas, ya que saturan el ambiente y lo empequeñecen. Por otro lado, estos aspectos también influyen negativamente sobre los muebles, que pasarían a un segundo plano, prácticamente absorbidos por el peso visual de la envolvente.

Otra opción es jugar con la focalización de un color en un ambiente de doble altura. Lo puedes aprovechar para bañar el espacio de un tono determinado.

Jugar con las proporciones. 

Si pintas en un tono oscuro la pared de fondo de un ambiente alargado, esta se acercará, dando la sensación de que el ambiente es más corto.

Pintando un zócalo bajo en la pared con un color más oscuro que el resto, consigues que el lienzo vertical que tienes por encima, se despegue del suelo y parezca más alto. También se consigue, como en este ejemplo, prolongando el suelo en la pared.

Sin embargo, para acortar visualmente una pared alta baja la altura visual del techo, haciendo que se prolongue en una cornisa perimetral pintada, al igual que el techo, en un color más oscuro.

Por otro lado, ten en cuenta que un techo blanco en combinación con paredes de otro color pesa visualmente menos, por lo que ayuda a disimular la altura real de la habitación.

Los colores Pantone de Primavera/Verano 2016

Pantone, la autoridad mundial en estandarización del color, ha dado a conocer en su informe anual los colores que serán tendencia este año, así como los diez colores que serán tendencia esta Primavera/Verano 2016. Dentro de esta lista, encontramos los dos colores del 2016, según Pantone, el Rosa Cuarzo y el azul Serenity.
Según Pantone, la elección de los colores Pantone 13-1520 (Rosa Cuarzo) y Pantone 15-3919 (Azul Serenity) ha sido una decisión más simbólica que en años anteriores, ya que esta vez se trata de una actitud, un estado anímico. La combinación de estos dos Pantone pretende funcionar como remedio para la tensión y el estrés que nos acompañan durante el día a día. La intención de combinar estos dos colores es la de encontrar el balance cromático que transmita paz y relax.
Este año 2016 entra en juego la psicología del color. El Rosa Cuarzo transmite compasión y sensaciones cálidas y dulces, mientras que el azul Serenity aporta un bienestar propio de los colores fríos y relajantes.
Esta combinación de los dos Pantone del 2016 responde también a una función social. Se busca romper con los estereotipos a los que estos colores suelen ir ligados. De este modo se reivindica la igualdad de género.

10 trucos para renovar tu salón

¿Aburrido de ver siempre la misma decoración en tu salón? Sólo necesitas algunos trucos para ir renovando tu salón sin un gran esfuerzo económico. No tienes por qué usar todos los trucos a la vez, sólo con que pongas en marcha unos pocos, tu salón ya se verá distinto.

  1. Pinta las paredes

Si pintas tú mismo el salón, no te resultará caro. Esta es una de las maneras más rápidas y visibles de una renovación para el salón. Escoge bien el color con el que vas a pintar y si puedes haz pruebas unos días antes, ya que al secarse el color cambia. Además, ten en cuenta que cuando hayas pintado la superficie entera, el color se verá un tono más oscuro.

  1. Renueva los cojines del sofá

Si tu sofá es de un color neutro te será muy fácil encontrar cojines que combinen. Te recomendamos que escojas distintos estampados, siguiendo siempre una misma línea cromática. También los puedes elegir de distintos tamaños y formas para dar más juego.

En cuanto a cantidad, no llenes el sofá de cojines. Lo recomendable es poner 1 cojín más que las plazas que tiene tu sofá. Si tienes un sofá de 3 plazas, lo ideal es poner 4 cojines.

  1. Cambia o añade una alfombra

Un salón cálido y acogedor

Quedan pocos días para dar la bienvenida al invierno y, con él, al frío y los días lluviosos. Es ahora, cuando más apetece llegar a casa y disfrutar de un salón cálido y acogedor en el que huir del frío de la calle y relajarte con la familia.

Te ayudamos con unos pequeños consejos para conseguir un salón más envolvente para pasar los días de invierno lejos del ambiente gélido del invierno.

  1. Añade una alfombra

Una alfombra ayuda a dar calidez al suelo, sobre todo si se trata de un suelo frío, como los de mármol o piedra. También te ayudará a dar un toque de protagonismo a una zona del salón y a separar ambientes, como por ejemplo la parte de sala de estar y la parte del comedor.

Las alfombras de fibras son la mejor opción, si la escoges en colores tierra u ocres, añadirás ese toque de calidez y naturalidad a la estancia. Otra opción son las alfombras de lana, que son cálidas en invierno y frescas en verano. No te recomendamos las de pelo largo, ya que acumulan mucho polvo y son complicadas de mantener limpias y en perfecto estado.

  1. Colores y texturas

Uno de los elementos en decoración más útiles para crear ambientes cálidos y confortables son las texturas y los colores.

Una de las mejores texturas para ganar calidez en el salón es el mohair. Su pelo largo y su suavidad, convierten las mantas de mohair en el complemento perfecto para abrigar el sofá.

En cuanto a estampados, el diseño de moda para todo el año son los cuadros. En invierno, opta por cuadros rojos y verdes, con un estilo inglés. Para el verano, escoge cuadros vichy en tonos pastel. Lo importante es combinarlo siempre con telas lisas de los mismos colores.

Las combinaciones monocromáticas son las que transmiten orden y son las más agradables a la vista. Por eso, escoge siempre una tela de referencia y a partir de esta elige todas las demás, de manera que tengan la misma gama cromática.

Decora el salón para Navidad

¿Aún no has comenzado a decorar tu hogar para las fiestas navideñas? ¿No sabes cómo decorar este año tu salón? Solamente debes encontrar tu estilo y seguir unos simples consejos.

El lugar indiscutible de estas fechas es el salón, donde nos reunimos y celebramos las fiestas con nuestros amigos y familia.

Antes de empezar a decorar, es importante limpiar y ordenar el salón para que el ambiente resulte cómodo y acogedor. Intenta que no haya nada por medio, por ejemplo los mandos de la tv o las mantas.

Guía de compra del sofá

Si estás pensando en comprar un sofá nuevo para renovar el tuyo o para tu nuevo salón, te damos algunas claves que te ayudarán a que realices una buena compra y te lleves a casa un sofá que se adapte perfectamente a tu espacio y a tus necesidades.

Es importante no precipitarse, así que te dejamos aquí 8 consejos para comprar el sofá ideal para ti:

  1. Espacio del salón

Es imprescindible saber dónde vas a ubicar el sofá. No puedes comprar un sofá sin saber cuál va a ser su espacio en casa. Antes de ir a la tienda, te recomendamos que midas bien el espacio y hagas un croquis para que el vendedor pueda ayudarte a decidir que composición y que medidas son las adecuadas para tu espacio.

Una vez hayas visitado la tienda y te hayan dado las medidas del sofá que te gusta, puedes marcar el espacio con una cuerda en casa, para ver si realmente ocupa el espacio que le quieres dedicar y queda suficiente espacio de paso.

27081548_m

Decoración navideña original

Este año no tienes excusa para no decorar tu hogar para Navidad. Si quieres ser original y que tus invitados se queden boquiabiertos con todos los detalles, no dudes en hacerlos tú mism@ demostrando toda tu creatividad.

¿Por qué no creas un árbol original y diferente que acapare todas las miradas? Puedes escoger entre varias ideas o inspirarte en estas para crear una diferente, original i totalmente única. Si no tienes espacio una buena opción es hacer un árbol de Navidad con elementos pegados a la pared.

Tienes distintas opciones, puedes hacerlo con whasi tape de distintos colores navideños, como rojos, verdes y plateados, o bien con cenefas y dibujos de Navidad.

DIY-arbol-de-navidad-de-washi-tape-320x400

Consejos para escoger un sofá con chaise longue

Cuando te planteas comprar un nuevo sofá, una de las cuestiones que debes hacerte es qué composición quieres o qué composición es la que mejor encaja en el espacio del que dispones en tu salón.

Una de las opciones que actualmente más triunfa son los sofás de 2 o 3 plazas con chaise longue, una alternativa que nos ofrece más espacio, comodidad y diseño. Aun así, no debes olvidar que se trata de un mueble con una forma peculiar y que debe adaptarse bien a tu espacio, sino, no te será útil.

La comodidad es uno de los aspectos que tienes que tener en cuenta, ya sea un sofá con chaise longue o un sofá sin. Es importante que el relleno de los respaldos y las espumas de los asientos sean resistentes y de calidad antabuse online canada. Para saber qué espumas escoger, te recomendamos que no dudes en probar distintas sentadas en la tienda para saber cuál te es más cómoda y se amolda mejor a tu cuerpo.