Author

Dpt. Comunicación

La curiosa historia del sofá

Está claro que en la actualidad todos somos unos locos de los sofás, nos encantan. Pero a lo largo de los años también ha habido muchas otras personas que les ha gustado este mueble. De hecho, durante muchos años.

¿Sabías que la palabra “sofá” se remonta al año 2.000 aC? Así es, concretamente en Egipto, y se deriva de la palabra árabe “suffah”, que se traduce más o menos como “banco”.

El ser humano se ha estado sentando en los sofás por miles de años y, aunque los de hoy en día son infinitamente más cómodos, con cojines blandos y profundos, está claro que la humanidad ha sido fanática del sofá desde mucho tiempo atrás.

El colapso del Imperio Romano en el siglo V marcó el comienzo de la Edad Media, un período en que todo lo bueno de la vida entró en un estado de decadencia. Desafortunadamente, esto incluyó el humilde sofá, que dejó de existir en casi cualquier forma más allá de un simple banco o taburete durante casi 1.000 años. No fue hasta finales del siglo XVI que los artesanos europeos reinventaron y revivieron el sofá como una adición cómoda a la nueva carcasa resistente a la intemperie que comenzaba a surgir en toda Europa.

Pronto, los artesanos europeos comenzaron a crear algunos diseños de sofás visualmente impresionantes y extremadamente intrincados, pero todavía les tomó un tiempo ponerse al día en el departamento de confort. Los primeros cojines de sofá dejaban mucho que desear y se rellenaban con algunos productos bastante inusuales, como pelo de caballo, heno e incluso musgo seco. Si te encantan los objetos antiguos y las piezas antiguas, lo más probable es que te hayas encontrado con uno o dos sillones rellenos de pelo de caballo en tus viajes.

En el siglo XIX, los fabricantes de muebles como Thomas Chippendale comenzaron a circular libros de patrones que mostraban y grababan los diseños de la época. Estos diseños eran elegantes y funcionales, y Chippendale prefería asientos lo suficientemente profundos como para ser usados ​​como cama ocasional. Poco a poco, los sofás dejaron de ser algo que solo los miembros de la realeza y los muy ricos podían pagar y se convirtieron en una necesidad familiar común. Hasta ahora, los sofás siempre habían sido una pieza de declaración, pero a medida que se popularizaron a principios de 1900, también se volvieron menos extravagantes y más prácticos.

La revolución industrial fue uno de los principales contribuyentes a la popularización del sofá, ya que los textiles más baratos estuvieron disponibles en cantidades crecientes. Sumado a esto, la invención y la producción en masa de máquinas de coser y la creciente disponibilidad de componentes, como el acero para las estructuras, mejoraron tanto la comodidad como la asequibilidad del sofá. Los diseños de madera decorativos dieron paso a sofás totalmente tapizados más populares y definitivamente más cómodos.

Entonces, finalmente, el sofá moderno se convirtió en un lugar común en todos los hogares de la clase alta y de la clase trabajadora. Mientras que a principios del siglo XX se produjo la transición del sofá de una pieza de declaración elitista a un mueble más práctico disponible para muchos, la segunda mitad del siglo experimentó una explosión de creatividad. Grandes diseñadores como Le Corbusier y Charles Eames revolucionaron los sofás modernos produciendo muebles extraordinariamente hermosos pero funcionales. Las mejoras constantes en la fabricación de telas y el bronceado de cuero, así como el avance liderado por la NASA en la ingeniería de espuma, han transformado nuevamente el humilde sofá.

Desde sus inicios bastante grandiosos, el sofá ha recorrido un largo camino. Ahora tenemos la suerte de tener una gran variedad de estilos, colores y revestimientos para elegir, en una multitud de diferentes tamaños y opciones de asientos. Lo cual es algo bueno, porque sentarse en un banco de madera… no fue muy divertido.

Estilos, colores y más para tu sofá

Estilos de sofá en tendencia

Este año estamos viendo más y más sofás con diseños delgados y de perfil pequeño. Maximizar el espacio es una prioridad para muchas personas en 2019, por lo que también se verá una tendencia hacia los sofás-cama multifuncionales o los futones convertibles.

Lo bueno, si pequeño, dos veces bueno

Una de las tendencias más importantes de los sofás de este año es el uso de piezas de perfil delgado que ahorran espacio. En lugar de un solo sofá extragrande o seccional, prueba de incorporar un par de sofás más pequeños. Si tienes poco espacio en la sala de estar, un sofá reducido le proporcionará mucho más equilibrio que un sofá más grande.

Sofás curvy

Los sofás con bordes redondeados también están teniendo un gran momento en 2019. Usa los colores tradicionales de los 70, como la mostaza, la salvia y el caqui para agregar una dosis de estilo vintage. Pero si prefieres mantener tu espacio anclado en la era moderna, elije tonos como el azul cobalto o el rosa orquídea.

Sofás-cama convertibles

¿Sueles tener muchos invitados y nos sabes dónde meterlos? Un sofá convertible puede ser tu solución. Tanto un futón simple que se pliega o un sofá-cama de tamaño completo, seguro que tus invitados dormirán cómodamente.

Colores para sofás en tendencia

El uso del color es una de las tendencias más importantes de 2019 cuando se trata de diseño y muebles para el hogar. Desde pintura y decoración hasta ropa de cama y tapicería, nunca ha habido un mejor momento para expresarse con sus tonos favoritos.

Tonos joya

Una de las tendencias de color de los sofás más populares es el uso de tonos joya llamativos y ricos. Púrpuras profundos, verdes esmeraldas y tonos de azul que van desde el verde azulado hasta el zafiro y la marina se están apoderando de los hogares de todo el mundo. Un sofá llamativo es la manera perfecta de infundir esta tendencia en su propio espacio.

Dulce rosa

Desde rubor y rosa bebé hasta salmón y rosa polvorienta, un sofá rosado femenino puede hacer que cualquier espacio transmita más suavidad, más calidez y más dulzura. Si el rosa no es lo tuyo, también estamos viendo una tendencia importante hacia los tonos morados, como el lavanda y el malva.

Reloj verde noche

Este tono verde oscuro y cambiante ha sido nombrado el Color del Año 2019 por PPG Paints. Este tono es totalmente versátil, logrando un equilibrio perfecto de encanto terroso y glamour dramático. Creemos que este tono de tendencia se vería como en casa en cualquier espacio, independientemente del estilo.

Material y tapicería para sofás en tendencia

Las telas lujosas y los mechones detallados no irán a ninguna parte en 2019. Velvet perdura como un tejido básico a la moda, mientras que el acolchado, los mechones de canal y los mechones de botones tradicionales continúan floreciendo. Por el contrario, los marcos de los sofás de madera de la vieja escuela también están regresando.

Terciopelo

Como una de las tendencias más populares de tapicería del hogar, el terciopelo se ha convertido en un elemento básico durante todo el año en armarios y áreas comunes por igual. Ya no está reservado para los meses de invierno y ocasiones especiales, el terciopelo se ha convertido en un tejido cotidiano que agrega un toque de elegancia y opulencia a cualquier espacio.

Marcos de madera

Agrega un toque retro a tu sala de estar con un marco de sofá de madera a la vista. Las piernas y brazos delgados y delicados de madera crean un perfil que ahorra espacio, perfecto para espacios pequeños. Para hacer una declaración más audaz, busca paneles de madera que se envuelvan alrededor de la parte posterior y los lados del sofá.

Con estas tendencias en mente, puedes comprar tu sofá más nuevo con confianza. Echa un vistazo a la increíble selección de estilos, colores y materiales de OKSofás para encontrar la pieza perfecta para tu espacio.

Cómo elegir el tejido ideal

A la hora de comprar un sofá, la elección del material es esencial para su uso, mantenimiento y conservación. En la siguiente entrada os mostraremos los distintos tipos de tejidos, así como cuáles son los más recomendables a la hora de elegir y cómo podemos mantenerlos correctamente.

 

Conoce los tejidos

Los textiles son duraderos, cómodos y fáciles de conservar. Existen dos clases fundamentales: las naturales, donde se puede apreciar el hilado, y las artificiales. A la hora de analizar una tela es conveniente saber su fibra o su tejido.

Tejidos naturales

Lana

Su apariencia, conservación del calor, tacto y elasticidad se determinan principalmente por su finura y rizado. Es un excelente aislante térmico, con gran poder absorbente y capacidad de recuperación. Sin embargo, tiende a apelmazarse, se encoge al lavarse a demasiada temperatura y se deforma si se seca colgada.

Seda

Las ventajas de la seda es que es fuerte, ligera, agradable al tacto y fija bien los colores. A la hora de limpiar, es delicada con el roce y el sudor.

Algodón

Su calidad depende de la finura, pureza, brillo y longitud de la fibra. Es un material fresco, flexible, con alta resistencia al rasgado y el roce y un gran poder absorbente. Su gran inconveniente es que acostumbra a arrugarse.

Lino

Material fresco y agradable al tacto, que resiste muy bien la suciedad. Debe lavarse siempre a mano y tiende a arrugarse si no se somete a un tratamiento especial.

Tejidos sintéticos

Con esta denominación nos referimos a aquellos materiales que se obtienen de la polimerización de sustancias no existentes en la naturaleza. Son materiales muy resistentes, que se arrugan muy poco y fijan muy bien los colores. Se pueden mezclar con fibras naturales, gozando así de mayor resistencia y durabilidad. Algunas de las fibras sintéticas más utilizadas son el acrílico, la lycra, el nylon, el poliuretano y el poliéster.

 

Cómo cuidar la tela de tu sofá

La mayoría de las telas se pueden lavar en la lavadora, aunque siempre en el muestrario de telas figurarán las características del textil. Es recomendable aplicar a la tela un tratamiento antimanchas, que le proporcione  una mayor seguridad a la hora de limpiar cualquier mancha.

Es importante evitar que la suciedad penetre en los tejidos, por lo que aspirar el polvo con un aspirador es más que recomendable. De tener alguna mancha localizada siempre hay métodos caseros que ayudarán a que desaparezca. El uso de amoniaco es siempre el más indicado siempre y cuando se use de forma responsable para tratar de evitar daños en la tela.

Si el sofá es desenfundable deben lavarse las fundas al menos una vez al año. Éstas sufrirán menos si las lavamos en una bañera con un detergente neutro que recurriendo a la lavadora.

 

Alarga la vida del sofá

Otros sencillos consejos para el correcto mantenimiento de la tela de nuestro sofá son:

  • Evitar la exposición directa de los rayos del sol. Aunque la tela sea de un material resistente a la decoloración, los rayos de sol directos acabarán haciendo mella por lo que, si no es posible evitarlo, es recomendado recurrir a telas en colores crudos.
  • Elegir la tela según el uso que le vayamos a dar al sofá. Una tela bordada puede proporcionar una mayor elegancia pero dará muchos más problemas a la hora de la limpieza, mientras que si tenemos animales en casa siempre lo más recomendable es utilizar telas resistentes.

 

Esperamos que la entrada de este mes os sirva para saber qué tela queréis aplicar en vuestro nuevo sofá, y cómo realizar el mantenimiento correcto para su mejor conservación.

Trucos para el cuidado de canapé

Seguimos inmersos en nuestra campaña de tratamiento de limpieza exclusivo para sofás y el mes pasado ya os aconsejamos sobre medidas de limpieza para el colchón de nuestro hogar. Este mes hablaremos sobre los cuidados que podemos proporcionar a nuestro canapé.

El usuario tiende a comprar canapés en búsqueda de un espacio de almacenamiento extra, pero muchas veces no sabemos cómo debemos cuidar este tipo de soporte.

 

Apertura del canapé

Siempre debemos abrir y cerrar el canapé con el colchón encima, ya sea tapa de madera, somier, apertura lateral o frontal. Si accionamos el sistema de apertura o cierre sin el peso del colchón, forzaremos los hidráulicos, pudiéndolos dañar e incluso rompiéndolos. Los hidráulicos están diseñados para trabajar con un peso mínimo.

 

Limpieza del canapé

Las especificaciones de limpieza varían según el material en el que esté fabricado nuestro canapé.

Los canapés de madera gozan del mantenimiento más sencillo ya que la suciedad no puede penetrar en su interior. Se deben limpiar con un suave paño húmedo evitando siempre rallar la madera. Pueden utilizarse productos de limpieza siempre que traten madera delicada.

Los canapés de polipiel están fabricados con un tejido de fibras sintéticas, que los dotan de elasticidad y resistencia en el acabado. Por ello es recomendable no usar ningún producto abrasivo, a la par que evitar la luz solar y la humedad. De producirse alguna mancha que sea húmeda es importante secarla lo antes posible. Así evitaremos la formación de grietas y que la suciedad se incruste en los poros del tejido. Se recomienda utilizar un paño suave, limpio y seco.

Los canapés de chenilla requieren de un mayor cuidado para su mantenimiento, ya que el tejido se forma por la unión de diferentes hilos. De ser necesario frotar el tejido se recomienda cepillar el tejido con cerdas muy blandas y utilizar la aspiradora, siempre en el sentido de los hilos para evitar su rotura. Para eliminar manchas húmedas se deben utilizar productos quitamanchas para tapicerías. Se debe evitar la luz directa y la humedad para evitar cambios de color.

Los canapés de terciopelo se deben limpiar únicamente con un paño húmedo, ya que será suficiente para eliminar roces y manchas superficiales. Para manchas más acentuadas se pueden utilizar productos quitamanchas para tapicerías.

Para terminar hablaremos de los canapés de microfibra lo más recomendable es aspirar la mancha cuando esté seca con el aspirador, para luego pasarle un trapo húmedo. Así evitaremos que se deteriore el tejido al frotar en el mismo área.

 

Esperamos que podáis realizar esta serie de consejos de apertura y limpieza con vuestros canapés, para que se pueda prolongar su vida útil.

Consejos para limpiar tu colchón

Durante todo el mes de mayo estamos contándote las ventajas de nuestro tratamiento exclusivo Biomex a la hora de limpiar tu flamante sofá. Sin embargo, ¿cómo podemos tratar de limpiar nuestro colchón? En el siguiente post os traemos una serie de consejos para que tu colchón quede de forma impecable.

Limpiar tu hogar ayuda

Ante todo, debemos recordar que la limpieza del hogar es vital para poder gozar de una buena calidad de vida. En los dormitorios, y especialmente en nuestros colchones, se acumulan polvo y ácaros con el paso del tiempo. Por ello debemos tener una correcta higiene en el dormitorio cambiando las sábanas todas las semanas, ventilando la habitación al menos cinco minutos antes de hacer la cama y aspirando el colchón semanalmente.

Con estos pequeños trucos tendremos una limpieza semanal óptima en nuestro dormitorio, pero poco a poco se nos irá olvidando la limpieza exhaustiva de nuestro colchón. En nuestro colchón se acumulan centenares de manchas diarias, siendo el sudor y, especialmente en los colchones infantiles, la orina, los principales tipos de manchas. Si no solucionamos estas manchas cuanto antes se resentirá la calidad de nuestro colchón, afectando a nuestro sueño y salud.

Limpiando el colchón con diversos productos

La correcta limpieza de nuestro colchón, que puede acumular polvo, bacterias y ácaros a diario, es más sencilla de lo que parece, aún en el caso de las manchas difíciles. A continuación, os mostramos una serie de productos que todo el mundo tiene en su hogar y pueden ayudarte a librarte de esa molesta mancha:

Limón y agua

Perfecto para manchas como la orina, sudor y vómito. Muy efectivo a la hora de eliminar los olores del colchón de forma permanente.

Bicarbonato

Juntándolo con agua tibia genera una pasta que es muy efectiva a la hora de eliminar las manchas más difíciles de nuestro colchón.

Agua oxigenada

El remedio más efectivo contra las manchas de sangre. Se debe aplicar directamente sobre la mancha con un paño o algodón.

Detergente

Mejor recurrir al detergente líquido. Se debe frotar la zona con un paño humedecido con un poco de detergente y agua, dejar que actúe durante unos minutos y posteriormente limpiarlo con agua y secarlo.

Disolventes

En caso de que estos productos no funcionen siempre se puede recurrir al uso de disolventes. Sin embargo, éstos pueden dañar el colchón si no se tiene cuidado.

La limpieza definitiva

Los productos que hemos mencionado antes son más que efectivos a la hora de limpiar el colchón. Sin embargo, existen grados de limpieza que ayudarán a mantener nuestro colchón limpio más tiempo.

Mantenimiento diario

El mantenimiento diario de nuestro colchón consiste en ventilar la habitación todos los días, sacudir bien las sábanas antes de hacer la cama y cambiar las sábanas todas las semanas. Cuando se vayan a cambiar las sábanas se debe aspirar la superficie del colchón. Así evitaremos que el polvo y los ácaros se acumulen. Si antes de aspirar espolvoreamos y restregamos bicarbonato obtendremos una limpieza más efectiva.

Limpieza a fondo

Aprovechando la rotación del colchón debemos acometer una limpieza más escrupulosa, aproximadamente cada seis meses. Comenzaremos aspirando el sofá para, a continuación, realizar una espuma mezclando detergente líquido con agua muy fría. Limpiamos con esponja con esta espuma realizando movimientos en círculo.

Eliminar olores

Los malos olores, aparte de ser molestos a la hora de dormir, suelen ser provocados por la presencia de bacterias y gérmenes. Para eliminar estos olores en cada limpieza semanal debemos espolvorear un poco de bicarbonato, esparcirlo por la superficie del colchón y pasar la aspiradora.

Siguiendo todos estos consejos mantendremos nuestro colchón en buen estado durante más tiempo, pero aun así se desgastará por el uso y la limpieza. Cabe recordar que el rango medio de vida de un colchón se sitúa entre los siete y diez años.

¿Qué te han parecido nuestros consejos? ¿Te apuntas a usarlos para mejorar el mantenimiento de tu colchón?

Decora tu rincón de lectura

Lo reconocemos, somos unos amantes de la lectura. Por ello en nuestro hogar hemos dedicado un espacio para enfrascarnos en nuestra pasión. En la entrada de hoy os damos una serie de ideas, consejos y trucos para que hagáis que vuestro rincón de lectura sea el rincón preferido de tu casa.

living_coral_Color_2019

Atrévete con el “Living Coral”

Llevábamos anunciándolo desde hace semanas. El coral es el color de moda del 2019. La empresa Pantone, líder en el sistema de identificación cromática, realiza un estudio para elegir el color que predominará durante los próximos doce meses en función de las tendencias del mercado.

Para este 2019 la marca ha elegido el tono PANTONE 16-1546 Living Coral, un color coral jovial, atrevido y vibrante, muy relacionado con la naturaleza. Es un tono juvenil que aporta calidez y serenidad a tu hogar. Incluirlo en tu decoración es mucha más fácil de lo que piensas.

superheroe_limpiando_alcohol_quemar

Alcohol de quemar, el superhéroe de la limpieza

El alcohol para quemar es un químico a base de metanol que se usa generalmente a nivel industrial como disolvente. Sin embargo, el alcohol para quemar puede usarse en nuestro hogar, principalmente como limpiador. A continuación os presentamos unos pequeños trucos para usar el alcohol de quemar como un producto más dentro de la limpieza de tu hogar.

Conviene aclarar que se trata de un producto con una toxicidad elevada y es inflamable, por lo que debe usarse con precaución. Debe estar guardado fuera del alcance de los niños y alejado de cualquier fuente de calor. Siempre que lo manipulemos deberemos usar guantes.